Para una optima visualización use una pantalla con un ancho superior a 300px

eventos / noticias

Eventos » Noticias » Cuida tus ojos en invierno
29 de diciembre de 2017
Cuida tus ojos en invierno
Hace pocos días que hemos inaugurado el invierno. Tenemos por delante tres meses de frío para los que hay que estar “visualmente” preparado. Al igual que la piel, los ojos son unos órganos que están muy expuestos a las condiciones ambientales; les afectan las temperaturas extremas, la sequedad, la contaminación, el frío, la luz… Durante el invierno, los ojos pueden sufrir en exteriores y, también, en el interior ¿Quieres saber cómo protegerlos?

Mima tus ojos en exteriores

Las principales condiciones ambientales que suponen un riesgo ocular durante estos meses son el frío, el viento y el sol. En invierno, las temperaturas son bajas y, con frecuencia hace viento. Estas circunstancias favorecen la sequedad del ambiente. Tus ojos se defienden de ellas gracias a los párpados, que ayudan a conservar una temperatura óptima para su buen funcionamiento, y a las lágrimas, que mantienen su superficie correctamente lubricada. Sin embargo, esta protección natural puede no ser suficiente para impedir la aparición de una molesta sequedad ocular.

Contrariamente a lo que muchos pueden pensar, la luz solar también es peligrosa en invierno para los ojos. La radiación UV alcanza la tierra en los días nublados y más del 90% de estas emisiones perjudiciales pueden atravesar las nubes poco densas. Si haces deporte de montaña en estas fechas, debes saber, además, que la radiación UV aumenta en un 4% por cada 300 metros de incremento de la altitud.

Para protegerte del sol, el frío y el viento propio de esta estación, es fundamental que salgas siempre a la calle con unas buenas gafas de sol, incluso en los días nublados. El óptico-optometrista de Essilor te podrá aconsejar sobre qué tipo de lentes son más adecuadas en tu caso. Si conduces con frecuencia, por ejemplo, es posible que te recomiende unas polarizadas Xperio o Costa, que mantienen a tus ojos a salvo de deslumbramientos. Si te gusta ir a la montaña los días soleados, pregúntale por las espejadas de Essilor, que cuiden tus ojos del sol y de sus reflejos sobre la nieve.

Recomendaciones para cuidar la vista

Mima tus ojos en interiores

El frío, el viento y la falta de luz hacen que, durante la estación invernal, las salidas al exterior se queden bastante reducidas. Pasar demasiado tiempo en interiores también tiene sus riesgos oculares, asociados, principalmente, a la calefacción y la luz artificial. Las elevadas temperaturas de las casas, los lugares de trabajo y de ocio, aumenten las probabilidades de padecer sequedad ocular. Mirar durante demasiado tiempo a una pantalla, con mucha concentración, también seca los ojos, porque hace que se reduzca la frecuencia del parpadeo, e incrementa el riesgo de fatiga ocular. Además, las pantallas de los dispositivos electrónicos (móviles, tablets, ordenadores, etc.) y las luces LED emiten gran cantidad de luz azul-violeta perjudicial para los ojos, que acelera la muerte de las células de la retina. Los reflejos en las pantallas también son una amenaza para los ojos, en estos meses en los que las luces permanecen encendidas la mayor parte del día.

Igual que ocurre en exteriores, los párpados y las lágrimas protegen tus ojos de estas agresiones ambientales. Pero es necesario reforzar esta protección con unas gafas que, además de mantener tus ojos a salvo de excesivo calor y sequedad de los interiores, puedan bloquear la luz azul-violeta. En Essilor somos especialistas en lentes que protegen tus ojos de la luz azul-violeta perjudicial. Contamos con lentes Crizal Prevencia, EyezenEye Protect System o Varilux Digitime entre otras ¿Sabes ya cuál es la tuya? Tu óptico especialista de Essilor te ayudará a decidirte.

Es fundamental cuidar los ojos en invierno para tener una buena salud visual. En exteriores, lo olvides llevar unas buenas gafas de sol que, además de protegerte del viento y el frío, mantendrán tus ojos a salvo de la luz UV. En Interiores, usa lentes que aislen tus ojos de la sequedad del ambiente y los defiendan de reflejos y de las emisiones nocivas de luz azul-violeta.