Para una optima visualización use una pantalla con un ancho superior a 300px

eventos / noticias

Eventos » Noticias » Los excesos navideños afectan a los ojos: ¡cuídalos!
20 de diciembre de 2017
Los excesos navideños afectan a los ojos: ¡cuídalos!

Nos preocupa que los abusos de comida y bebida que se realizan durante estas fiestas puedan ocasionar una subida de peso, dolores de cabeza, resacas o, incluso, problemas más serios como un accidente cardiovascular. Sin embargo no pensamos en cómo los excesos afectan a nuestra salud visual. De acuerdo con los expertos del Consejo General de Colegios de Ópticos Optometristas (CGCOO) “Descuidar la salud durante las fiestas navideñas puede acarrear problemas a todo nuestro organismo, incluidos los ojos”.

 


La “parte mala” de la Navidad

Consumir tabaco y alcohol, no controlar la presión arterial ni los niveles de glucosa en sangre o llevar un estilo de vida sedentario, tiene consecuencias para nuestra salud en general y nuestros ojos en particular.

  • Perder el control de la tensión. La hipertensión está muy relacionada con el elevado consumo de grasas, azúcares, alcohol y la falta de actividad física, algo común en estas fechas. La retina está irrigada por pequeños capilares que pueden romperse o dilatarse cuando la presión arterial es muy elevada. La falta de control de la hipertensión, sobre todo si se mantiene en el tiempo, puede ocasionar retinopatía hipertensiva.
  • Abusar de los dulces. Pasarse un día o dos con los turrones y los polvorones no tiene por qué ser un problema… salvo para los diabéticos. Los excesos navideños en una persona que padece diabetes desde hace mucho tiempo, puede acelerar la aparición de retinopatía diabética o edema macular diabético; dos problemas visuales graves, que llegan a causar ceguera. Un mal control de los niveles de glucosa en sangre también puede desembocar en cambios de graduación, visión doble, opacidad del cristalino, glaucoma y alteración en la percepción de los colores.
  • Fumar. Es posible que no fumes durante todo el año pero que hagas una excepción en Navidades. No “caigas en la tentación”, sobre todo si eres ex-fumador, ya que corres un gran riesgo de volver a “engancharte”. El tabaquismo produce estrés oxidativo y favorece la aparición de degeneración macular asociada a la edad (DMAE). La DMAE es una patología que puede producir pérdida de la visión central, haciendo que quien la padece perciba una especie de punto negro en mitad de las imágenes. Este mal hábito también aumenta el riesgo de daños en el nervio óptico o cataratas, un problema que es un 40% más frecuente entre los fumadores,ya que los agentes tóxicos provocan la pérdida de transparencia del cristalino. Fumar o “soportar” el humo del tabaco también incrementa las posibilidades de ojo seco. Las personas con diabetes que además fuman, presentan más posibilidades de padecer retinopatía diabética.

Y ahora viene la parte buena… ¡Las uvas!

Durante las navidades no todo es malo para la salud visual. Las uvas, por ejemplo, estrellas indiscutibles de la última noche del año, tienen un montón de propiedades “visión-saludables”. Estos frutos, se caracterizan por contener una gran cantidad de antioxidantes y su consumo regular protege los ojos de la DMAE.

Las uvas también tienen propiedades desintoxicantes y diuréticas, una característica verdaderamente importante en estas fechas de excesos, en las que conviene consumir alimentos que mantengan el organismo en equilibrio. Las uvas, además, ayudan a reducir el colesterol en sangre, hidratan la piel y previenen la inflamación y la formación de cataratas. Te proponemos dos deliciosos cócteles de uvas para refrescar tus ojos¡No te comas sólo doce!